Contact Us!

SIGUE EN CAÍDA EL CONSUMO DE COMBUSTIBLE

De acuerdo a un reciente informe dado a conocer por la Secretaría de Energía, en agosto – mes en que se dispuso aplicar un precio tope a las naftas y gasoil – la demanda interanual en Estaciones de Servicio retrocedió 3.70 por ciento. La venta de súper disminuyó por primera vez después de tres años y medio.

A raíz de la fuerte devaluación del peso tras la contundente derrota del oficialismo en las PASO, el Gobierno dispuso congelar el precio de los combustibles al público durante 90 días para evitar una disparada en el surtidor y la consiguiente retracción de la demanda. Sin embargo, la medida, lejos de conseguir alcanzar el objetivo deseado, provocó una nueva caída de los niveles de consumo.

En efecto, según indica un informe dado a conocer recientemente por la Secretaría de Energía, ese mes la venta de naftas y gasoil al público cayó 3.70 por ciento respecto al mismo período del año anterior.

El relevamiento destaca algunos datos significativos, como que la demanda de nafta súper disminuyó (1.22 por ciento) por primera vez después de tres años y medio. El resto de los productos también marcaron registros negativos: Gas oil Grado 2, 1.47 por ciento; Diesel Grado 3, 7.58 por ciento y Nafta Premium, 10.64 por ciento.

Para los expendedores, esta situación está directamente relacionada a la falta de abastecimiento y la aplicación de cupos por parte de las compañías. Las empresas en tanto, replicaron lo sucedido en el mercado, ya que todas operaron a la baja, a excepción de Puma Energy, que fue la única de las petroleras que comercializó en agosto más volumen que en agosto del año anterior.

Cotizaciones